Tuesday, November 08, 2005

breve historia de mi vida, parte I

La musica siempre ha sido lo primero para mi. Bueno puede que haya habido algunos periodos de teenager rebelde que la hayan dejado en un plano menos importante, pero siempre ha estado muy muy presente. La verdad que mis papas nunca han sido muy fanaticos de ningun estilo de musica, asi que si me hubiera tocado depender completamente de ellos en mi formacion temprana, lo mas probable seria que ahora fuera fan del regeton o del hip hop gangsta o cualquier basura de la musica que se ve hoy en la television - porque claro, esta es musica que entra por la television, raro no?

Cuando llegamos a Santiago, yo tenia unos 5 o 6 anios y en el condominio que viviamos habian distintos personajes. No era la vecindad del chavo pero si todos se conocian y era normal que los ninios de una casa fueran a la casa de otro y que los cumpleanios y tal. La cosa es que en la casa de la seniora Angelina vivia su sobrino Nelson que era fanatico pero fanatico fanatico de la musica clasica. Mas que fanatico, era profesional. Tan asi que una vez fue a Sabado Gigante a esos concursos de adivine que cancion es - de musica clasica, ojo!- y gano po. Y como gano aca, luego le toco ir a Miami y gano alla de nuevo y finalmente se llevo los pasajes a no se donde que eran. La cosa era que este cabro en su pieza no tenia papel mural, tenia cassettes, y uno como bueno cabro chico sapo, se tenia que meter cuando el no estuviera a cachurearle los cassettes. Entonces un dia, cuando Nelson se dio cuenta que alguien le andaba desordenando la pieza, decidio que lo mas sano era pasarme algunos cassettes pa escuchar y asi mantener su pieza ordenada como laboratorio.

Un ninio de 6 anios escuchando musica clasica puede parecer un poco nerd. Bastante nerd. Y bueno que se le va a hacer, me toco vivir nerdmente hasta muchos anios despues. Pero habia escuchado una cantidad de musica que no te explico, y tan tan metido que convenci a mis padres de meterme en clases de violin mientras mis companieros de curso escuchaban guns n roses y nirvana. Y claro, con esto, en vez de aumentar mi sociabilidad aumentaba la brecha entre mis companieros y yo, porque claro estudiar violin te deja en la casa ensayando mientras los otros juegan a la pelota y cosas asi. Pero bueno, si realmente hubiera me hubiera importado o algo asi habria dejado el violin.

Y lo deje po, como no me va a importar. Creo que llevaba unos 5 anios ya de estudio; la verdad lo habia pasado muy bien, tocando en algunas orquestas, dando conciertos bonitos, hasta saliendo afuera de santiago a tocar y todo, pero la verdad es que la educacion media es complicada, la adolescencia lo pone a uno medio pavo. Empiezan las fiestas, los paseos de cursos con trago, las chiquillas, los besuqueos, y claro uno como que se emboba con todo eso. Y bueno es parte de la pubertad, si hay que elegir entre estar 3 o 4 horas al dia ahi encerrado en una pieza con el violin a estar con los cabros peluseando le eleccion es medio obvia, el ocio es mas fuerte.

Por suerte, el rock me hizo recapacitar y en un tiempo volvi al violin, pero ya diferente. Con Frank Zappa, Mahavishnu Orquesta o grupos asi medio jazz fusion que no conoce casi nadie porque no se pueden ni bailar ni cantar me decidi a tocar el violin de una manera no docta. Y pase por un par de bandas, un par de festivales, un par de premios y por ahi unas grabaciones.
Lo interesante de esto fue que, con un grupo, es una dinamica diferente a la de una orquesta. La orquesta interpreta, la banda hace sus propios temas y luego es algo mas tuyo. Pero esto de la composicion colectiva tambien tiene que ver con la tolerancia y el dialogo entre los integrantes de la banda, y ahi fue que me di cuenta que soy algo cabeza dura.